LA RECESIÓN Y EL MERCADO INMOBILIARIO / Consejos Financieros

En este blog vamos a analizar el impacto de la actual recesión peruana en el precio de los departamentos en la ciudad de Lima y las ventajas o desventajas de comprar un departamento durante un periodo de economía recesiva.

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el Producto Bruto Interno (PBI) se contrajo 0,45% en el primer semestre del 2023, confirmando así dos trimestres consecutivos de caída. Los sectores más afectados fueron la pesca, la construcción, las telecomunicaciones, el financiero, la manufactura y el agropecuario. Estos resultados se explican por los efectos negativos de los conflictos sociales, el ciclón Yaku, el fenómeno de El Niño y la crisis política interna.

¿Cómo ha reaccionado el mercado inmobiliario ante este escenario?

Según el Índice del Mercado Inmobiliario de Urbania, los precios de las viviendas en Lima Metropolitana subieron 5,2% en lo que va del año, con un promedio de S/ 6,532 por metro cuadrado. Sin embargo, esto implica una caída de 7% en los precios desde enero del 2020, lo que muestra una tendencia a la baja que podría acentuarse en los próximos meses. De hecho, algunos analistas pronostican que la economía peruana caería en recesión técnica durante el último semestre del próximo año, lo que afectaría aún más la demanda y la oferta de departamentos.

¿Es conveniente comprar un departamento en Lima en estas circunstancias?

La respuesta dependerá de varios factores, como el presupuesto disponible, las expectativas de rentabilidad, el nivel de riesgo y la ubicación deseada. Por un lado, comprar un departamento en Lima podría ser una oportunidad para aprovechar los precios bajos y las facilidades de crédito que ofrecen algunas entidades financieras e inmobiliarias. Además, se podría obtener una buena renta por alquiler o una plusvalía a largo plazo si se escoge una zona con potencial de desarrollo y revalorización.

Por otro lado, comprar un departamento en Lima también podría implicar algunos riesgos y desventajas. Por ejemplo, se podría perder dinero si los precios siguen cayendo o si hay una sobreoferta de departamentos que reduzca la demanda.

En conclusión

Comprar un departamento en Lima durante un periodo de economía recesiva puede ser una decisión acertada o equivocada dependiendo de las condiciones particulares de cada comprador y de cada vendedor. Por eso, es importante hacer un análisis cuidadoso del mercado inmobiliario y de las opciones disponibles antes de tomar una decisión. Así, se podrá aprovechar las oportunidades y evitar los riesgos que implica invertir en un bien tan valioso como un departamento.

En Icasa confiamos en la recuperación de nuestro país y seguimos avanzando a paso firme con nuestros proyectos. Si necesitas conocer todo sobre nuestros rentables proyectos inmobiliarios y las facilidades que te damos para su adquisición, no dudes en contactar a uno de nuestros asesores especializados en:    https://bit.ly/AsesorIcasa